domingo, 22 de febrero de 2015

Dios ha establecido un día

El Señor… es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento. Pero el día del Señor vendrá… y la tierra y las obras que en ella hay serán quemadas.
2 Pedro 3:9-10


Ha establecido un día en el cual juzgará al mundo con justicia, por aquel varón a quien designó.
Hechos 17:31


Hace miles de años Noé construyó un arca, un gran barco (leer Génesis 6:5-22). Sus contemporáneos pudieron asistir al paciente trabajo de este hombre obediente al mandato de Dios. El arca fue construida a la vista de todo el mundo, en tierra firme, lejos de los mares. Esta arca anunciaba el terrible juicio de Dios mediante el diluvio. Durante días y días no sucedió nada, pues “la paciencia de Dios” esperaba (1 Pedro 3:20). Los hombres de esa época pensaban que el juicio no llegaría nunca. Cada uno estaba ocupado en sus asuntos, sin creer en la palabra de Dios y el testimonio de Noé. Pero el arca fue terminada y Dios dio la orden a Noé de entrar en ella con su familia. Todavía tuvo paciencia durante siete días más. Después, en el día señalado, las aguas llenaron la tierra y los que no habían creído fueron tragados por ellas…
¿Sabía usted que también hoy la paciencia de Dios está esperando? Los hombres que creen en Dios y toman en serio su Palabra, aceptan el medio de salvación propuesto al creer en el Señor Jesús. De este modo quedan al abrigo del juicio de Dios, en total seguridad. Los días pasan y los incrédulos piensan que todo continuará así. Pero la Palabra de Dios se cumplirá, y él ha fijado un día para el juicio del mundo. Cada día que pasa nos acerca más a ese temible día, lo queramos o no. Pero hoy Dios le ofrece la salvación mediante la fe. ¡Quizás usted sea aquella persona por la que está esperando!


© Editorial La Buena Semilla, 1166 PERROY (Suiza)

No hay comentarios:

Publicar un comentario